10 trucos para conservar mejor frutas y verduras

Con el calor es muy difícil conseguir que nuestros alimentos duren el tiempo suficiente. Seguro que habéis dejado unos plátanos en el frutero y al cabo de un par de días estaban ya negros. Por eso os vamos a enseñar en Fruitobox los mejores trucos para conservar frutas y verduras.

10 trucos para conservar mejor frutas y verduras
Foto de Daria Shevtsova en Pexels

Cómo conservar tus alimentos

Es muy complicado luchar contra la naturaleza. Los alimentos se degeneran rápidamente, sobre todo cuando las temperaturas son elevadas. Pero no te preocupes, hay maneras de combatir ese proceso para alargar el tiempo de vida de nuestras frutas y verduras.

Lo más importante es intentar conservarla entera. Los productos cortados, como las macedonias, se conservan peor y hay que consumirlo lo más rápido posible.

También es recomendable aguantar fuera de la nevera los alimentos que aún no hayan madurado (el aguacate, por ejemplo) hasta que estén en su punto y entonces lo pasaremos dentro.


Consejos para que se conserven mejor tus frutas y verduras


1. Buena temperatura

Tu frigorífico debe estar entre 3,5 y 5 °C para conservar mejor los alimentos. Así estarán frescos sin congelarse.

2. Todo en su sitio

Guarda todo en bolsas (aunque hazle algunos agujeritos), y ponlas en los cajones destinados a frutas y verduras. Si las frutas ya te vienen en recipientes de plástico, un buen truco es poner papel de cocina en el fondo para que absorba la humedad y evite la aparición de hongos.

3. Agua no, gracias

No laves las frutas y verduras antes de guardarlas en la nevera porque la humedad favorece la proliferación de bacterias. Es mejor que las laves justo antes de consumirlas. Si tienen tierra y quieres retirarla antes de guardarlos, asegúrate de secarlas bien.

4. Fuera estamos bien

No es necesario guardar todas las verduras en el frigorífico. Las patatas, ajos, cebollas y tomates se conservan mejor en un lugar oscuro, fresco y seco. En cuanto a las frutas, estarán mejor fuera plátanos, granadas, limas, limones y naranjas. Eso sí, cuando partas un limón, guárdalo en la nevera y sin envolver.

Un buen truco es guardarlos en una caja con agujeros. Los aguacates, por ejemplo, mejor en bolsas de papel a temperatura ambiente para que se puedan conservar.

5. ¡Organización para conservar!

Organiza bien tu nevera. Intenta clasificarlas por tiempo de maduración, de tal manera que aquellas que se estropean rápido no estén junto a las que duran más, ya que pueden contaminar al resto. La uva, la sandía, el calabacín, la zanahoria y las judías verdes son de maduración lenta, así que es mejor no juntarlas con las que veremos a continuación.

6. Evita el gas etileno

Separa fruta y verdura en cajones distintos, ya que algunas frutas como la manzana, el melón, las peras o las cebollas desprenden gas etileno. Esto provoca que pierdan la clorofila y se descompongan las verduras que estén a su alrededor mucho más rápido. Son susceptibles al etileno la lechuga, las patatas, las zanahorias, el brócoli y los espárragos.

7. Fruta de temporada

La fruta de temporada se debe conservar en la nevera desde su compra. Es el caso de albaricoques, cerezas, fresas y fresones, uvas y melocotones. Eso es porque están listas para su consumo y han alcanzado su madurez. De ahí ya solo van para abajo.

8. ¡No te cortes!

Si has cortado fruta, guárdala en un tupper hermético. Un truco extra es exprimirle limón encima porque así se mantendrá blanca la carne y retrasará la oxidación. También es recomendable envolverla en papel absorbente antes de meterla en la fiambrera.

9. Tápate, que hace frío

Un truco poco conocido para conservar los plátanos es cubrir el pedúnculo (el rabito) con papel film. De esta manera tardarán más en ponerse negros.

10. Cerca, pero no revueltas

La cebolla y la patata parecen buenas amigas. Como te hemos dicho, ambas se deben conservar fuera de la nevera. ¡Pero nunca deben hacerlo en el mismo recipiente! Te brotarán antes las patatas y ya no se deberán consumir, ya que esto ocurre porque tienen altas dosis de solanina (tóxica hasta en pequeñas cantidades).

También deberás desechar este tubérculo si su piel está verdosa, porque indica que la solanina empieza a campar a sus anchas. Por todo ello es tan importante guardarlas en un lugar oscuro.

Pero si ves que tu fruta está más madura de lo esperado, ¡no te preocupes! Siempre puedes aprovecharla para hacer polos, helados o mermelada.

10 trucos para conservar mejor frutas y verduras
Foto de Oleg Magni en Pexels

¡Cuéntanos!

¿Qué trucos utilizas tú para conservar mejor las frutas y verduras?

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *