14 trucos para optimizar tu tiempo en la cocina

Seguro que más de una vez te ha salido en Facebook un vídeo con sobre cómo cocinar mejor los huevos o cómo usar una goma de pollo para transportar fruta. En este artículo hemos recogido los 14 mejores trucos de cocina que cada cierto tiempo deambulan por las redes.

14 trucos para optimizar tu tiempo en la cocina
Foto de fauxels en Pexels

Cómo optimizar tu tiempo

Con este ritmo de vida tan ajetreado, es fácil que no nos dé tiempo a hacer tanto como nos gustaría en la cocina. Pero eso se acabó. Si sabes cómo usar mejor los minutos que tienes, podrás aprovechar muchísimo más tu estancia entre los fogones.


1. Cocer muchos huevos

Si viene a comer toda la familia y necesitas cocer una cantidad ingente de huevos, este truco te vendrá genial. Normalmente los pondrías en una olla, pero si las tienes ocupadas, no te preocupes.

Coloca todos los huevos en un molde para magdalenas y mételos al horno 30 minutos. Al salir estarán cocidos y listos para pelar.


2. Pelar los huevos más fácilmente

Si hierves los huevos en una olla, no hace falta que te pelees con ellos para pelarlos. Añade vinagre o bicarbonato al agua. Una vez acabe la cocción la cáscara saldrá más fácilmente.


3. Separar yema y clara en menos tiempo

Una pesadilla recurrente para los amateurs de la cocina es poder separar claras sin romper la yema. Pero es fácil de solucionar.

Casca el huevo en un plato y con ayuda de una botella absorbe la yema para ponerla en un plato aparte. Hay que cogerle el truquillo, pero luego es muy rápido. Otra opción es con la ayuda de un embudo pequeño. De esa manera bajará la clara, pero la yema se quedará dentro.


4. Volver líquida la miel

Con el paso del tiempo, es muy fácil que tu miel se haya vuelto densa y dura. Si la necesitas de nuevo líquida solo necesitas sumergir el bote en agua caliente (al baño maría, vaya) durante unos 5-10 minutos.


5. Conservar más tiempo los plátanos

Ya sabes lo difícil que es evitar que los plátanos se pongan blandos. Si quieres que te duren un poco más, basta con envolver con papel transparente o film el pedúnculo (la parte superior del plátano, que se engancha a la rama). Así ganarás 3-4 días más.


6. Ablandar de manera exprés los plátanos

Si necesitas urgentemente plátanos maduros para tu receta, pero los que tienes están muy verdes, solo necesitas meterlos en el horno.

Ponlos en la bandeja a 250 °C y cuando veas que se vuelven negros con un toque brillante es el momento de sacarlos (aproximadamente 20-30 minutos). Y ya los tendrás listos para usar.


7. Tener más zumo de limón

Para preparar los limones de cara a exprimirlos, hay dos trucos. El primero será meterlos en el microondas menos de medio minuto. Eso ayudará a que salga mejor el zumo.

El otro es presionar el limón mientras lo ruedas por una superficie plana. De esa manera se romperá la pulpa y habrá más jugo disponible.


8. Quitar el pedúnculo de las fresas

Para algunas recetas necesitas las fresas sin el pedúnculo (la parte central de la fresa, que es más blanca). Inserta una cañita desde la punta inferior en dirección a las hojas, atravesando la fresa de abajo arriba. Así tendrás en la pajita las hojas y el corazón de la fresa.


9. Cortar tomates cherry

Puedes cortar los tomates de manera más fácil colocándolos entre dos platos del revés. Es decir, pon el plato inferior bocabajo y el superior de manera normal, con los tomates en medio. Así no se moverán cuando los cortes y podrás hacerlo más rápidamente.


10. Pelar mangos en tiempo récord

Esta tarea puede ser complicada si no sabes cómo hacerlo. Corta el mango por la mitad y ayúdate de un vaso para separar la carne de la piel. Todo el interior quedará dentro del recipiente listo para comer.


11. Llevarte la comida al trabajo en verano

En los meses de más calor es una tortura llevar el tupper con la comida a la oficina. Y si no tenéis nevera, tantas horas fuera puede ser peligroso.

Para mantener la comida fresca y sin peligro, puedes preparar tu propia refrigeración. Moja esponjas y mételas a congelar dentro de una bolsa transparente. Después solo tienes que añadirlas a la bolsa donde lleves la comida para mantenerla fresca durante más tiempo.


12. Tener ensaladas take away

Una manera sencilla de transportar ensaladas fuera de casa es ponerlas en un tarro de cristal. Recuerda no aliñarla para que no se reblandezca. Luego la podrás comer directamente del tarro o volcarla en un plato.


13. Manzana cortada para llevar

Si quieres llevarte una manzana para comer fuera de casa y que se oxide tienes dos opciones. La más sencilla es trocear la manzana verticalmente y volver a juntar las piezas. Luego mantenla unida con una goma de pollo, así no se te oxidará.

El otro truco es echarle limón a los gajos y meterlo en una bolsa zip. Así podrás disfrutar de la fruta en cualquier lugar.


14. Preparar aliño en cubitos

Este es uno de mis trucos favoritos. Pon en una cubitera hojitas frescas de tomillo, romero, perejil… y rellena con aceite hasta el borde. Luego mételo en el congelador. Así tendrás los aderezos listos para usar y las hojas no se te secarán.


¡Cuéntanos!

¿Qué otros trucos nos recomiendas?

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *