6 consejos para evitar el síndrome del agricultor quemado

En los tiempos que corren, ser agricultor es sinónimo de ser valiente, de vivir en sintonía con la naturaleza, de luchar contra viento y marea. Pero también es un reto que hace mella en el estado anímico y puede conducir al síndrome del agricultor quemado.

6 consejos para evitar el síndrome del agricultor quemado
Foto de Andrew Neel en Pexels

El síndrome del agricultor quemado o burnout

El burnout es una estado de agotamiento físico, mental y emocional a causa de un estrés prolongado.

Las causas pueden ser muy variadas, pero las más comunes en el caso de la agricultura son: las finanzas, las malas cosechas, el aislamiento si trabajas muchas horas solo en el campo, la presión de llevar tú solo una empresa o tener un cargo con muchísima responsabilidad y la ansiedad por lo que vendrá (¿habrá tormenta y me inundará el campo?).

Estos son los síntomas que te permitirán detectar si es tu caso:

  • Cambios de humor: sientes apatía, irritabilidad, mal humor constante… y te lleva a tener actitudes y sentimientos negativos hacia las personas de tu alrededor.
  • Desmotivación: no tienes ganas de trabajar y cada jornada laboral te resulta inacabable.
  • Agotamiento mental: te cuesta pensar, tienes pérdidas de memoria y no hay manera de que te concentres.
  • Falta de resistencia en situaciones estresantes: te saturas con facilidad y no eres capaz de gestionar esas circunstacias.
  • Dolores musculares y articulares: el estrés continuo provoca que la tensión te agarrote el cuerpo.
  • Problemas intestinales: los nervios pueden derivar heridas en el esófago por la bilis o, peor aún, en una hernia de hiato.
  • Problemas cardiovasculares: es muy común que sientas taquicardias y es posible que derive en otras enfermedades del corazón.
  • Otras alteraciones: depresión, insomnio,cefaleas, mareos, falta de apetito sexual…

Consecuencias del síndrome del agricultor quemado

A causa de todo lo que conlleva el burnout, tu salud se verá deteriorada. Es muy importante controlarlo a tiempo para que no te halles ante un problema irreversible. A nivel personal, es muy fácil que repercuta en tus relaciones personales y te cause dificultades en el hogar.

En cuanto a tu trabajo, la comunicación con el resto de personas se resentirá. Serás más improductivo e incluso llegarás a absentarte del trabajo. El compromiso con tu empresa disminuirá a causa de la desmotivación e incluso es posible que tu indiferencia acabe provocando alguna crisis.

El síndrome del agricultor quemado no es algo que tomarse a la ligera. Resulta muy preocupante, sobre todo porque han aumentado muchísimo las tasas de suicidios entre los agricultores.

En Francia, se suicida un agricultor cada dos días, con una tasa un 22 % superior a la población general. En Suiza encontramos que la tasa es un 40 % mayor que la media de los hombres en las zonas rurales. En España no tenemos cifras concretas, ya que no se desglosa por profesiones, pero no es demasiado osado pensar que seguirá la estela de nuestros vecinos europeos.


Consejos para sobrellevar el burnout

No te mentiremos: no es fácil salir del síndrome del agricultor quemado. Pero con estos consejos estarás un paso más cerca de lograrlo.


1.     Ten compañía

El ser humano es social por naturaleza. Si la causa principal de tu burnout es pasar solo tanto tiempo, puedes recurrir a grupos de agricultores, tanto físicos como online. Te ayudará tener una red de apoyo en la que haya más personas pasando por la misma situación que tú.

Si por el contrario, esta no es la causa, el síndrome del agricultor quemado probablemente te estará alejando de tus seres queridos. Intenta reservar un ratito los fines de semana y, si es posible, entre semana. Estar con ellos te ayudará a no aislarte y distraerte un rato de los problemas.


2.     Escucha música

Está demostrado que escuchar música adecuada para trabajar aumenta la productividad. En Youtube hay muchísimos vídeos de música pensados para escuchar mientras realizas tus tareas. Pero no solo eso, una melodía relajante puede ayudar a reducir el estrés y, si usas una alegre, te subirá el ánimo y afrontarás la jornada con mejor actitud.

Además, el beneficio es doble. Si tu mente está distraída con las canciones, será más fácil que no pienses en las causas de tu estrés.


3.     Haz ejercicio

Cuando te dicen que debes hacer ejercicio probablemente pienses que ni de broma te vas a poner el pantalón corto para salir a correr. Si tu trabajo te deja muy cansado, no hace falta grandes esfuerzos para mantenerte en forma. Lo más sencillo es hacer estiramientos, sobre todo si pasas muchas horas sentado.

Para esa tarea te recomiendo las apps de Down Dog, en concreto la de yoga por su modalidad en silla, con estiramientos suaves. Te permite adaptar el nivel en función de tu forma física, elegir la duración, el tipo de música, el ritmo… Además, ahora mismo es gratuita, así que puedes darle una oportunidad.


4.     Mantén una buena higiene del sueño

Es muy importante dormir bien para poder combatir el síndrome del agricultor quemado. El insomnio es un desencadenante natural de la depresión, la irritabilidad y la apatía. Por ello, es necesario que intentes dormir lo mejor posible.

Lo más sencillo es ponerte un horario para acostarte siempre a la misma hora. Eso permitirá que la melatonina de tu cuerpo esté lista para que te dé sueño en el momento preciso. También trata de no cenar tarde. Y te recomendamos hacer ejercicios de relajación en la cama para dormir, como meditaciones guiadas.


5.     Come bien y bebe agua

Puede parecer un consejo manido, pero es de los más importantes. Una alimentación pobre puede maximizar los efectos que tiene el estrés sobre tu cuerpo. Por ello, intenta hacer una dieta equilibrada y no comer comida procesada, aunque sea muy tentadora.

Puede serte útil hacer mucha comida el fin de semana y congelarla para el resto de días, así no tendrás oportunidad de tirar de fast food. También ten a mano siempre una botella de agua. La deshidratación causa migrañas, falta de concentración… y solo empeorará tu estado.


6.     Utiliza Fruitobox

Probablemente sientas que no eres capaz de llegar a todo o que inviertes demasiado tiempo para la poca rentabilidad que recibes. Por ello es importante optimizar y calcular mejor el coste/beneficio de tus recursos. Y te podemos ayudar.

Fruitobox te permite tener todos tus proveedores y clientes en una sola web, exponer tus productos y cerrar acuerdos. Puedes ver el precio de mercado del resto de empresas, recortar gastos al encontrar mejores proveedores y aumentar la visibilidad de tu negocio. Asimismo, te publicitamos en nuestro blog, redes sociales y newsletter.

Y si te registras antes del 31 de diciembre de 2020, podrás disfrutar de dos meses gratis para probar la plataforma tranquilamente.


Tras todos estos consejos solo nos queda el último: pide ayuda profesional si te ves desbordado. No estás solo y tu salud mental debe ser una prioridad. No permitas que tus preocupaciones te dirijan hacia una mala decisión.

6 consejos para evitar el síndrome del agricultor quemado
Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

¡Cuéntanos!

¿Qué síntomas del síndrome del agricultor quemado has sufrido?

¿Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *